LA ITALIA DE GIORGIA MELONI Y LA ENCRUCIJADA HISTORICA

image0 (6e1dc1ef-7007-4bbe-82f6-d7934cb69753)

Marco Vicenzino

26 Septiembre 2022

Publicado en El Universal (Mexico) y El Nacional (Venezuela)

Tras ganar las elecciones en Italia, Giorgia Meloni se prepara para ser la próxima primera ministra.

Al igual que muchos países occidentales, Italia tiene un panorama político muy fragmentado y un preocupante nivel de cinismo afecta al electorado, en particular a la juventud que representa el futuro de la nación.

En las elecciones nacionales anteriores de Italia en 2018, participó el 74% de los votantes elegibles, que ahora se ha reducido al 64% en la encuesta actual.

Esto subraya la necesidad de que Giorgia Meloni, quien se espera que sea la próxima primera ministra de Italia, revierta esta tendencia tanto como sea posible llegando a todos los italianos y enfocándose en lograr resultados concretos.

En su primer discurso postelectoral, Meloni asumió un tono conciliador y parece haber reconocido la necesidad de llegar a todo el espectro político.

Sin embargo, los italianos comunes en última instancia quieren una acción convincente y no solo una retórica convincente. La volatilidad de la política italiana en los últimos años subraya esta realidad, ya que el apoyo a los partidos ha disminuido y fluido rápidamente.

Fundamentalmente, la realidad del poder y las responsabilidades que conlleva difieren mucho de la retórica de la campaña política.

La impresionante resiliencia de Giorgia Meloni para romper barreras y desafiar las probabilidades de convertirse en la primera mujer ministra de Italia es un logro histórico.

Ahora debe ir más allá y estar a la altura de las circunstancias a medida que Italia, y el mundo occidental en general, se acercan a una encrucijada histórica marcada por desafíos transformadores y desarrollos disruptivos en múltiples frentes simultáneamente.

En esta coyuntura crítica, el tiempo apremia y el proceso de asumir responsablemente las riendas del poder debe comenzar de inmediato.